EL CONCEPTO

Dolce&Gabbana L’Imperatrice combina frutas exóticas con flores sensuales para crear una fragancia jugosa, deliciosa y femenina, brillante y atractiva como nunca. La delicada dulzura de sus notas afrutadas y florales revela un sorprendente contraste con la fuerza de la musa L’Imperatrice, exaltando su irresistible seguridad y fortaleza de carácter.

EL DISEÑO

La pureza y sencillez del frasco transparente realzan la delicada tonalidad blush de la fragancia, evocando la poderosa feminidad de L’Imperatrice. El frasco presenta una silueta refinada y rectilínea, coronada por un tapón negro minimalista, con una base de vidrio lineal pero al mismo tiempo importante. Está envuelto en una caja blanca, sobria, embellecida con el monograma DG, emblema de elegancia y modernidad.

SALIDA

La fragancia se abre con un explosivo cóctel de frutas suculentas: jugosas notas de kiwi, combinadas con la acidez de la grosella roja y del ruibarbo para equilibrar la dulzura.

CORAZÓN

La fragancia se suaviza con la delicada nota floral de ciclamen rosa, el aroma afrutado de las notas de salida conducen al corazón de la fragancia con un toque fresco de sandía, para una explosión de frescura.

FONDO

Una cálida base de sándalo y pomelo aporta cuerpo y profundidad a la fragancia, amplificada por una estela envolvente de sensuales almizcles.