EL CONCEPTO

Icónica primera fragancia creada por la marca en 1992, Dolce&Gabbana Eau de Toilette representa la esencia de la feminidad. El aroma floral aldehídico es el fruto de una audaz composición de contrastes, a la vez dulce e intensa, delicada y sorprendente. Enigmática y atípica, esta fragancia es un auténtico clásico que aún hoy sigue produciendo la misma fascinación que en el momento de su creación.

EL DISEÑO

Las líneas simples y depuradas del frasco están contrarrestadas por el encanto de su tapón escarlata transparente, posado sobre una base dorada resplandeciente. El diseño del frasco, cobijado en un estuche de terciopelo escarlata, refleja la fuerza y la feminidad apasionada de la mujer mediterránea.

SALIDA

La fragancia se abre con un estallido de notas cítricas y aromáticas de mandarina jugosa, bergamota chispeante y adictiva y naranja amarga, realzadas por una explosión de aldehídos.

CORAZÓN

Estos aldehídos aportan un brillo deslumbrante al corazón floral femenino de la fragancia, donde se entrelazan notas de flor de azahar, muguete y clavel ligeramente especiado.

FONDO

Una pizca de cilantro añade un toque picante a las delicadas notas florales, antes de ceder el paso a las ricas notas de fondo del pachulí amaderado, acompañado de acentos dulces y balsámicos de vainilla, haba tonka y almizcle.